En italiano lo llaman storno. Es el símbolo de la libertad, de la aventura y del viaje.

Desde que Irene y yo nos conocimos, los pájaros nos persiguen. Y nos encanta. A menos de que no seamos nosotros los que perseguimos al Storno…

A menos de que no seamos el Storno Y nosotros los que perseguimos a la estrella inalcanzable….